miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Por qué?


Elena es una niña muy curiosa. Tiene el pelo largo, rizado y castaño. Sus ojos son marrones. Tiene seis años. Siempre está de muy buen humor.
Elena salió a la calle el lunes por la tarde, como veía muchas plantas, le preguntó a su madre:
- ¿Por qué las plantas no se mueven?
- Lo sabrás cuando seas mayor-contestó la madre.
Ella estaba harta de que siempre le dijeran: lo sabrás cuando seas mayor. Ella quería ser mayor para aprender las cosas y entenderlas. Miró por la ventana y vio una estrella fugaz. Pidió un deseo: quería ser mayor por un día.
Al día siguiente se sentía rara y tenía sueño. Su despertador había sonado muy temprano. Y después se tuvo que ir a trabajar y a ella no le gustó. A la hora de comer tenía que preparar la comida. Por la tarde creía que iba a descansar pero no podía, tenía que limpiar la casa. Cuando llegó la noche se durmió muy temprano.
Al día siguiente volvió a ser normal. Y nunca quiso ser más una persona mayor y tampoco preguntó ¿por qué?

1 comentario:

Felisa Moreno dijo...

Enhorabuena Irene, mamá está muy orgullosa de ti, sigue así.

Un besito.